martes, 30 de noviembre de 2010

.

.

La semana pasada conocí un chico por la calle. Me interceptó porque le gusté desde el principio y me dijo che, vamos a tomar un jugo. Yo estaba aburrida de no tener aventuras y le dije, vamos, dale. Me contó que era taxista, baterista en una banda de jazz fusión, médico, poeta, marinero y filósofo. Era re banana y tenía un jopo medio flogger que me incitaba al crimen. Cuando terminamos el juguito me dijo que nos viéramos la semana que viene, para ponernos de novios, y me pareció bien. Mañana supuestamente es la fecha crucial. Pero le escribí una carta para que lea antes de darme el primer piquito. Dice así:

Querido Luis:

Hola. Quiero contarte, para que lo sepas, que soy emo, cumbiera, reguetonera, careta, villera, tanguera y sensible. Cuando voy a una reunión casi nunca hablo, porque tengo miedo de reírme y que se me salga la birra por la nariz, de atragantarme con la pizza y escupirla toda y empezar a toser y no poder parar. Tengo miedo de que me pregunten algo así de repente y me asuste tanto que quiera salir volando para arriba, con mi capa invisible.

Cuando voy caminando me tropiezo con todo. Cuando fumo a veces me agarra hipo. Cuando tomo de más me digo soy un tigre, y efectivamente lo soy. En mis tiempos de ocio practico boxeo o diseño artículos de guerra y bombas caseras. También quiero contarte que en mi cabeza tengo una banda de rock que toca siempre el mismo acorde y que mi animal preferido es el velociraptor. ¿A vos también te pasa?

Bueno, eso por un lado. Por otro lado es importante que sepas que no sé qué es el peronismo, ni el radicalismo, ni un pito de historia nacional ni internacional. En la vida no hice muchos amigos. Ni nada que realmente valiera la pena. No tengo remera estampada con bandas de rock. Ni ideologías. No tengo tele. Ni libros preferidos. Ah tampoco nunca vi 2001 0disea en el espacio, ni indiana jones, ni star wars, ni el padrino. Pero no me da culpa, sabés. Porque lo que más me gusta en esta vida es dormir todo lo que más pueda, hasta que me duelan los párpados, y despertarme y que falte poquito para dormir otra vez. También soy fana de la velocidad y de la birra. Mi sueño es ser millonaria pero buena persona y tener un cadillac que me lleve a donde quiera. Ah Luis, olvidé agregar que los hippies me dan asco, igual que la nueva poesía argentina y el tomate caliente. Nada...quise trazarte un panorama previo a la consumación del pico, por si te habías pensado que era de otra manera, espero no olvidarme de nada. Te mando un besito, y ojalá me quieras.





.

2 comentarios:

  1. Me encantó esto: "lo que más me gusta en esta vida es dormir todo lo que más pueda, hasta que me duelan los párpados, y despertarme y que falte poquito para dormir otra vez".

    Y la excusa por no haber visto lo que todos ¿debieran? haber visto en el cine...

    Yo también soy fan de la birra... descubrí que hay un cine donde venden birra... capaz que el año que viene voy a ver alguna peli. Pero no me gusta lo que dan.

    Qué cagada la muerte de Leslie Nielsen. Dejó un par de películas que vale la pena ver... pero se fue un actor que me hacia reir

    ResponderEliminar
  2. Hola Pau. Qué lindo pasar por tu blog y ver las cosas que estás escribiendo. Al final siempre decimos que nos vamos a ver y nunca nunca. Somos la mayor caca.
    Me voy a seguir leyendo tus entradas nuevas. :)

    ResponderEliminar