miércoles, 7 de octubre de 2015

Hoy sobre ruedas
vi beber mate a muchas personas
en situaciones diversas y en todas
quise tirarme del dos setenta y tres
para atrapar el próximo.
Hoy mismo en el mismo colectivo
7 am
todos al trabajo y a la escuela,
mientras esos mates ajenos pasaban
por la ventanilla,
adentro dos tipos con overol
bebían de un mate amarillo en silencio.
También hoy como siempre
en el comedor de la 42
los hombres que preparan la comida
y son porteros
se pasan un mate rojo
metálico
lo sirven con concentración
achinan los ojos al tomarlo
no lo pasan de mano en mano
lo arrastran por la mesada blanca
hasta alcanzar al otro
que descruza los brazos
de esa especie de 8 que tenía armado
sobre el tablón,
hace subir el mate
y lo chupa.
No creo que sepan
que hace un momento
venía pensando en saltar
hasta un mate suspendido
entre dos cuerpos.
Es en ese gesto
cuando el mate flota
o se arrastra
en donde siempre que paso
quiero quedarme.

1 comentario: