lunes, 28 de septiembre de 2015

Un domingo a la mañana sola



Ahora me siento alguien fuera del tiempo,
tomando un mate exquisito y escuchando la radio
mientras paseo por la casa.
Salgo al patio
huelo el jazmín, entro
paso la escoba
tomo mate
frente al espejo intento peinarme de una forma novedosa,
 ordené y limpié todo y ahora me gusta deslizarme
de una habitación a otra.
Voy al balcón
arranco las hojas secas del ficus y el jazmín.
Retardo el momento de tener que sentarme
a preparar clases.
Espío la semilla que dejaste germinando
adentro de un algodón.
 Tengo un sentimiento triste
 subo la radio
 salgo al patio a chequear el volumen,
no sea que moleste a los vecinos.
Tomo un mate que cada vez está mejor.
La radio me encanta, puedo ser parte de una conversación
sin que me pese no participar,
me río sola
 ¿cuántas caras que no controlé habré hecho en lo que va del día?
A veces pienso en eso.
Después de esto, me gustaría poder visitar a mis papás.
Están grandes y un poco solos
y es triste a veces
leer los títulos de algunos diarios en Internet
y que parezca que eso sea lo real.


No hay comentarios:

Publicar un comentario