domingo, 27 de septiembre de 2015

273





Me siento en los asientos del lado del sol
pasé un poco de frío en la parada
y me va a costar recuperar el calor.
Hay un largo viaje
en el que me pregunto
qué debería  estar pensando
y que sería bueno aprovechar
para entender ciertas cosas
por ejemplo por qué no dormí anoche
pensando en las horas de Lengua que tomé
en que seré una extraña cuando llegue
una especie de extraterrestre
que arriba a un nuevo planeta
y los chicos dirán que soy un alien
y es posible que me rechacen.
No puedo
nunca puedo
reflexionar
entonces miro para afuera
voy nombrando
cada cosa
para aprender el camino
para saber que estuve acá.
Cuántas veces vuelvo de estar afuera
y no sé dónde estuve
y cuando me preguntan pienso
no sé, en ningún lado.
En Mar del Plata nunca supe bien para donde quedaba el mar
y muchos viajes que hice
los olvidé por completo.
El colectivo encara por 13,
después el camino se divide
para un lado Camino Belgrano
para el otro, Centenario.
Agarramos por Belgrano,
grandes cadenas de supermercado a un costado
campo al otro costado
la calle se angosta
madereras
venta de materiales de construcción
algunos restaurantes
me pregunto dónde es el límite entre pueblos.
Autos
pasto
árboles
árboles
por un momento muy corto, casi un segundo
pienso “que el viaje siga
que el paisaje sea siempre este
que no tenga que bajarme”.
Vi alrededor de 10 plantas de jazmines,
el camino es recto y largo
y no debo distraerme
debo nombrar las cosas
establecer referencias
saber dónde estuve hoy cuando llegue la noche.
Lotería de la provincia
caballos
árboles
árboles
calles sin cordón
casas-quinta
animales pequeños
ningún alien.




3 comentarios:

  1. Increíble como seguí ese viaje paso a paso con las imagenes y sensaciones!
    No sé si el fin último del escritor sea compartir con su lector sentimientos humanos comunes con palabras que hacen volar! pero se cumple!

    ResponderEliminar