viernes, 12 de abril de 2013


Estamos en la zona de sol del balneario popular, cerca del mar, comiendo un cono de fritas que saben a dios. Y choclos. Un viento suave levanta granitos de arena. Cuando como mi choclo viene con eso y  al masticar, crujen como pequeños explosivos. Te digo que es hermoso, estar así, comiendo arena, y te reís y un grano de choclo se te va por otro tubo entonces tosés, yo te pego en la espalda un poco, sin soltar mi choclo, para que no me lo robe un perro. Cuando te recuperás, vemos pasar a unos metros al perro del bañero con tu choclo en la boca. Por suerte todavía quedan las papas.
Hay dos mundos. El de todas las cosas por las que me levanto, y uno feo: el de todas las cosas que a veces nos liquidan. No sé cuál es más grande, pero éste en donde estamos pesa más. Nosotros, los choclos, la arena, tu mamá en bata, mi papá asando, la cerveza fresca en la conservadora.
Recostados en mi pareo azul, contemplo nuestra suerte. Nacidos al amparo de la comodidad. Ahora, después de muchos años, entiendo mejor algunas cosas. Intento leer los diarios, estar atenta, desarrollar mi conciencia social. Además, un día me dijiste que no se puede estar todo el tiempo hablando de literatura, las personas también hablan de política, de fútbol, de petróleo. Entonces me propuse hacer un esfuerzo contra mi voluntad bebé, aprendí algunas cosas deFútbol para todos, sé que San Lorenzo se quedó en la A, y que Arsenal ganó el campeonato, Gimnasia quedó atrás en la B, pero se va a recuperar, porque es fuerte. Yo me hice de gimnasia, el año pasado, y cuando descendió, le hice un poema.
También, ahora sé que Moyano y Cristina no son más amigos. Y aprendí que durante el neoliberalismo el país quedó destrozado porque se lo dimos todo a extranjeros con dinero.
De petróleo todavía no leí.
 Espero que estés orgulloso de todo lo que sé. Pronto voy a armar un cuaderno en donde voy a clasificar pájaros, plantas, flores y también anotaré recetas, dulces y saladas. Puedo mostrártelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada